LA VISITA
Puerto Madero es el barrio más reciente de Buenos Aires. El acceso a esta zona estuvo prohibido hasta la década de los noventa, momento en que se llevaron a cabo las primeras iniciativas para abrirla al público.

El paisaje costero de BsAs ha estado constituido históricamente por diques, depósitos, grúas, barcos, puentes, vías ferroviarias, y esta característica se ha mantenido en la transformación de la zona… con la salvedad que los barcos sirven ahora para la navegación deportiva y los antiguos depósitos albergan oficinas, viviendas, restaurantes y galerías.

IMG_4469
Puerto Madero

Amarrado en los diques, se encuentra el Buque Museo “Fragata Sarmiento”, de 1897, y que cuenta con tres mástiles y un imponente mascarón de proa con la efigie de la República Argentina. Hasta 1938 llevó a cabo casi 40 viajes alrededor del mundo y luego funcionó como buque de prácticas en aguas nacionales. También representó a la República Argentina en la coronación de Eduardo VII, las celebraciones del Centenario de la Independencia de México o la inauguración del Canal de Panamá, entre otros.

IMG_4474 IMG_4491

Pero en Puerto Madero también se han instalado otras obras que evidencian los esfuerzos de de BsAs por recuperar el terreno perdido en la vanguardia arquitectónica y urbanística, como el “Puente de la Mujer”, de Santiago Calatrava. Este puente peatonal fue inaugurado en 2001, mide 160 metros de largo y cuenta con un obelisco inclinado de 39 metros de altura, sostenido por varios tensores, lo que le da la forma de una gran arpa. Calatrava es un arquitecto polémico, demasiado vinculado al pelotazo valenciano, pero esta obra, aunque similar a otros puentes suyos como el de Sevilla, nos pareció acertada. Además, que la última edición de la guía Lonely Planet le dedique la portada, da una idea de su significación para el proyecto actual de la ciudad.

IMG_4481
Puente de la Mujer

Hacia el este de Puerto Madero se encuentra Costanera Sur, un ancho bulevar a lo largo del cual encontramos esculturas interesantes como la “Fuente de las Nereidas”, de 1903. Concebida originalmente para la Plaza de Mayo, fue considerada indecorosa y, por ello, se colocó en otro destino y, más adelante, en su ubicación actual. La fuente, construida en mármol de Carrara, consiste en una enorme concha, de la que emergen tres tritones con sus caballos. En el centro, dos nereidas sostienen una concha más pequeña de la que surge Venus.

IMG_4559
Reserva Ecológica

A raíz de la inauguración en 1918 de un balneario municipal, Costanera Sur se convirtió en uno de los principales espacios de ocio de la ciudad. Con el tiempo, el paseo perdió popularidad y, en 1978, varios de sus edificios fueron demolidos. Se inició entonces un proyecto urbanístico que tenía por objeto ensanchar la ciudad, por lo que se rellenaron cerca de 350 hectáreas de la costa.
El proyecto, sin embargo, fue finalmente cancelado y las tierras ganadas al río quedaron abandonadas. A lo largo de la década siguiente, numerosas especies vegetales y animales poblaron la zona de forma espontánea, transformándola en una rica reserva natural (se han contabilizado 220 especies vegetales y 236 vertebrados terrestres).

IMG_4563

La caída de la dictadura militar aumentó la presión de las organizaciones ecologistas, que, en 1986, consiguieron la protección del área, abierta a los visitantes.
El interés fundamental de la Reserva ecológica es su ubicación, ya que se encuentra a escasa distancia del centro de la ciudad. La entrada a la Reserva es gratuita. Se han habilitado diversos senderos, con extensiones variables y que permiten recorrer los diversos hábitats existentes.
¡Advertencia! El alquiler de bicicletas sólo funciona los fines de semana.

IMG_4580

Nosotros optamos por un sendero circular de unos 3 kilómetros que llegaba al Río de la Plata. Las vistas a lo largo del camino son espectaculares, además de curiosas, por el contraste entre las lagunas y los pastizales pampeanos, de un lado, y los rascacielos de Puerto Madero al fondo, del otro.
Cuando nos plantamos ante el Río de la Plata nos sentimos como si hubiésemos alcanzado un destino mítico. Y es que Buenos Aires no se puede entender sin el Río, cuya inmensa capacidad de sedimentación ha condicionado el desarrollo urbano de la ciudad y también su utilización de la costa.

IMG_4573
Río de La Plata

De la Reserva tomamos un taxi a La Boca, aunque la distancia se puede cubrir a pie sin problemas. La Boca es un barrio emplazado al sur de la ciudad, a orillas del Riachuelo (pequeño río que desemboca en el Río de la Plata), en el que la fuerte inmigración italiana, dedicada a la actividad portuaria, desarrolló un tipo de vivienda que dio singularidad al área y le confirió identidad respecto del resto de la ciudad.
Para la construcción de estas viviendas, se utilizaron técnicas navales, que dieron como resultado casas livianas, desarmables, con estructuras de madera recubiertas por chapas metálicas acanaladas y, debido a las frecuentes inundaciones del barrio, realizadas sobre pilotes. Los brillantes colores de estas casas derivan, según se dice, de utilizar los sobrantes de la pintura de los barcos.

IMG_4598
Vuelta La Rocha

IMG_4601Un recodo del Riachuelo genera la llamada Vuelta de Rocha, una plazoleta que simula la cubierta de un barco. Allí anclaban los barcos antiguamente y desde allí se puede ver el Puente Transbordador “Nicolás Avellaneda”, una colosal estructura de
hierro traída en piezas para su montaje desde Inglaterra e inaugurado en 1914, con el que se podía cruzar hacia el otro lado del Riachuelo. Hoy, el transbordador, desafectado en su función, es uno de los pocos que quedan en pie en el mundo.

Los trazados del ferrocarril también generan interesantes perspectivas en La Boca, como la constituida en Caminito, una calle que permite recorrer el interior de la manzana por el camino que dejó una desaparecida vía del ferrocarril. La intención de los vecinos era hacer una calle alegre y, así, se fueron adosando a las paredes de los edificios bajorrelieves y mosaicos de artistas tradicionales que, con sus obras, dieron origen a este museo al aire libre.

El barrio también es indisociable del fútbol ya que aquí nacieron los dos equipos más importantes del país: Boca Juniors y River Plate. En La Boca se halla el estadio del primero, “La Bombonera”, por su forma y pisos superpuestos, que se asemejan a una caja de bombones. El estadio tiene capacidad para 60.000 espectadores y en su fachada exterior destacan los murales.

La Boca fue nuestra mayor decepción en Buenos Aires. En nuestro imaginario, Buenos Aires es una ciudad portuaria, canalla, y La Boca era el símbolo máximo de todo esto. Luego no es así para nada: los alrededores de Caminito son el lugar más “turístico”, en el peor sentido, de la ciudad, y el sabor que pudo tener lo perdió al convertirse en un parque temático.

IMG_4610

GIZMO TE CUENTA
Los papas me contaron que Messi vive en lo alto de uno de los rascacielos que vimos en Puerto Madero. No está mal como atalaya, ¡aunque seguro que no es tan divertida como la nuestra!
En Puerto Madero, además de atalayas futuristas, hay barcos tan viejos como el chino de nuestra peli… Uno de estos barcos, en su época, dio mogollón de vueltas alrededor del mundo. ¡Eso sí sería una aventura para los Gizmos Viajeros!

IMG_4558
Un chute de azúcar para una larga jornada de visitas!

El paseo por la Reserva Ecológica estuvo bien, aunque no había elefantes ni gatitos, que son los animales que más nos gustan. De hecho, sólo vimos algunos pocos pájaros… ¡que no cuentan como animalitos!

Dicen que el colorido de las casas de La Boca surgió de utilizar los sobrantes de la pintura de los barcos. Yo no me lo creo y estoy convenido que los que pintaron estas casas de colores brillantes… ¡fueron unos Gizmos!

IMG_9208

Y un día que había empezado en el barrio donde vive Messi no podía tener un final más adecuado que en “La Bombonera”, que, para mi disgusto, no es una caja con chocolates dentro sino el nombre del estadio de fútbol más importante de la ciudad. Los papas me explicaron que los fundadores del club, como no sabían con qué colores distinguir a su equipo, decidieron elegir los de la bandera del primer barco que apareciera en el Riachuelo. Después de oír esta historia, me ratifico: los colonos de La Boca eran Gizmos y los fundadores del Boca Juniors, ¡también!

IMG_9202 IMG_9214

GIZMO-VALORACIÓN

gizmo gizmo Paseo por Puerto Madero
gizmo gizmo Paseo por la Reserva Ecológica
gizmo gizmo Vuelta La Rocha y frente costero de La Boca
Gremlins Caminito
Gremlins Paseo por el interior de La Boca

IMG_4586