¡Los Gizmos Viajeros han regresado de Persia!… oficialmente la República Islámica de Irán. Han sido dos semanas descubriendo un país con una historia y una herencia cultural extraordinarias, a la vez que un presente incierto.

Antes de que Gizmo Samurái empiece a contar sus aventuras por desiertos y montañas nevadas, bazares y palacios, os dejamos unos cuantos consejos generales sobre el viaje.

DSCN2036

VISADOS

El modo de conseguir un visado turístico para Irán es a través de la embajada iraní en Madrid, si bien allí te remiten a diferentes agencias turísticas “asociadas”. Nosotros realizamos la gestión con IRAN TRAVEL una agencia con sede en Barcelona. Contactar con ellos fue fácil, los trámites eficientes y el trato amable, así que os la recomendamos.

DSCN1262No os agobiéis pensando en la burocracia: conseguir el visado para Irán no es mucho más difícil que para la India o China. Sed previsores contactad con una agencia con tiempo, rellenad los formularios y soltad la pasta.

¡ATENCIÓN! Para el visado, debéis conocer las fechas aproximadas del viaje, aunque no es necesario disponer de billetes; también es imprescindible presentar un seguro de viaje. Nosotros siempre contratamos World Nomads pero no podemos deciros si funciona bien o no ya que nunca lo hemos utilizado.

Existen otras posibilidades en cuanto a los visados; por ejemplo, gestionarlos a la llegada para una visita de un máximo de dos semanas, pero la concesión parece ser un tanto aleatoria.

RUTA

Irán es unas tres veces más grande que España así que un viaje de un poco más de dos semanas nos ha servido para conocer una pequeña parte del país y dejarnos ganas de más. Después de mucho leer, preguntar y discutir (reuniones y reuniones del Alto Senado Gízmico para Asuntos Viajeros, donde se ha consumido mucho café, helado y chocolate) optamos por la menos original y más clásica ruta por el sudeste y centro del país, que podéis consultar en este enlace.

DSCN1684

Las fechas del viaje fueron del sábado 5 al lunes 21 de abril de 2014, y ésta es nuestra ruta detallada:

Día 1: Salida desde Barcelona.

Día 2: Llegada a Teherán (3:30 a.m.). Vuelo a Kermán (8:50 a.m.). Visita de Kermán. Noche en Kermán.

Día 3: Excursión a Rayen y Bam. Noche en Kermán.

Día 4: Excursión a Mahan y los Kaluts. Noche en Kermán.

IMG_8585

Día 5: Traslado a Yazd. En ruta, visita de Meymand y del caravasar Zein-o-din. Noche en Yazd.

Día 6: Visita de Yazd. Noche en Yazd.

Día 7: Excursión a Meybod, Chak Chak y Kharanaq. Noche en ruta (bus a Shiraz).

Día 8: Excursión a Persépolis, Naqsh-e Rostam y Naqsh-e Rajab. Visita de Shiraz. Noche en Shiraz.

Día 9: Visita de Shiraz. Noche en Shiraz.

Día 10: Visita de Shiraz. Noche en ruta (bus a Isfahan).

Días 11 a 13: Visita de Isfahan. Noches en Isfahan.

Día 14: Traslado a Kashan. En ruta, visita de Abyaneh. Visita de Kashan. Noche en Kashan.

DSCN2480

Día 15: Visita de Kashan. Bus a Teherán. Noche en Teherán.

Día 16: Visita a Teherán. Noche en Teheran (más o menos).

Día 17: Salida desde Teheran (4:35 a.m.) y llegada a Barcelona.

Creemos que empezar por Kermán fue una buena decisión ya que el viaje adquirió cierto crescendo de espectacularidad. Encontramos algunos viajeros que, después de haber conocido Isfahán, se sentían un poco decepcionados al llegar a Shiraz o Yazd.

DSCN1079

Una vez en casa, después de meditar y asegurarnos de que Gizmo Samurái está de acuerdo, propondríamos un viaje un poco diferente, del que básicamente eliminaríamos lugares y condensaríamos ciertas visitas. Esta ruta puede servir para realizar el viaje en menos días o para añadir zonas del país que no tuvimos tiempo de visitar. En particular, nosotros nos quedamos con muchas ganas de conocer parte de la costa del Mar Caspio o la zona norte fronteriza con Turquía.

Ahí va la ruta alternativa (y recomendada):

Día 1: Salida desde España.

Día 2: Llegada a Teherán. Vuelo a Kermán. Visita de Kermán. Noche en Kermán.

Día 3: Excursión a Rayen, Mahan y los Kaluts. Noche en Kermán.

DSCN1149

Día 4: Traslado a Yazd. En ruta, visita del caravasar Zein-o-din (opcional). Visita de Yazd. Noche en Yazd.

Día 5: Visita de Yazd. Noche en ruta (bus a Shiraz).

Día 6: Excursión a Persépolis, Naqsh-e Rostam y Naqsh-e Rajab. Visita de Shiraz. Noche en Shiraz.

Día 7: Visita de Shiraz. Noche en ruta (bus a Isfahan).

DSCN2049Días 8 a 10: Visita de Isfahan. Noches en Isfahan.

Día 11: Traslado a Kashan. En ruta, visita de Abyaneh (opcional). Visita de Kashan. Noche en Kashan.

Día 12: Visita de Kashan. Bus a Teherán. Noche en Teherán.

Día 13: Visita de Teherán. Noche en Teherán (más o menos).

Día 14: Salida desde Teherán y llegada a España.

En esta ruta hemos eliminado o acortado:

  • Bam. Hay opiniones enfrentadas: un papa considera que vale la pena mantener las dos excursiones desde Kermán en días separados y otro piensa que Bam está demasiado lejos y que la reconstrucción tras el terremoto de 2003 todavía no permite apreciar la grandiosidad e importancia de esta ciudad de adobe. Os toca tomar una decisión.

DSCN1170

  • Meymand. El desvío que hay que tomar en la ruta Kermán-Yazd es demasiado desquiciante, aunque de las aldeas que conocimos, ésta fue la que más valió la pena.
  • Visita de Yazd. Si no se visita Meymand y se sale temprano de Kermán, es totalmente factible ver los monumentos de Yazd y pasear por su casco antiguo en un día y medio.
  • Kharanaq es un pueblo abandonado y semi-derruido que no pasa de “fotogénico”.
  • Chak Chak puede llegaros al corazón si profesáis el zoroastrismo, o pareceros una cueva con goteras en la cima de una montaña en medio de la nada.
  • Meybod no compensa la visita porque pueden verse caravasares, fortalezas, almacenes de hielo o torres para palomas en otros lugares.
  • Visita de Shiraz. Condensar la visita en un día y medio (Persépolis aparte) es factible.

DSCN1774

DINERO (Y PRESUPUESTO)

El tema del dinero en Irán lo marcan dos factores:

  • El “embargo económico” al que se ve sometido el país hace que allí no funcionen las tarjetas de crédito. Así que debéis llevar en efectivo todo lo que penséis gastar. Algunas de las tiendas más turísticas de las grandes ciudades aceptan Visa o Master Card, pero nosotros no realizamos ninguna compra con tarjeta.
  • La alta inflación os convertirá en millonarios nada más aterrizar. A menos que cambien las cosas, preparaos para contar en cientos de miles, o millones, e ir cargados con un fajo enorme de billetes. Tuvimos la suerte de que en la oficina de cambio del aeropuerto, en Teherán, nos proporcionaron tarjetas de crédito iranís con un saldo determinado (5 ó 10 millones de riales), lo que nos ahorró muchos billetes.

Para nosotros el cambio fue 1€ = 42,000 riales.

DSCN0996

¡ATENCIÓN! La moneda del país es el “Rial Iraní” pero en la mayoría de los casos los precios los darán en “Tomanes”, donde 1 Toman = 10 Riales.  Aseguraos bien de qué estáis hablando.

Entendemos que el presupuesto depende de cada viajero, de cómo de lleno esté tu bolsillo, así como tus gustos o preferencias, pero creemos que dar una cantidad aproximada puede ayudar a planificar un viaje. Nuestros gastos, para dos personas y un Gizmo, en grandes partidas, fueron los siguientes:

  • Avión: 1100€ (Air Pegasus, i/v, Barcelona – Teherán vía Estambul)
  • Visados: 280€ (gestionados con Iran Travel)
  • Seguros de viajes: 160€ (seguros de viaje de 3 semanas con World Nomads)
  • Transfer entre aeropuertos en Teherán y avión Teherán – Kermán: 155€ (gestionado con Iran Travel)
  • Gastos durante el viaje: 1600€ (incluye el alojamiento, las comidas, los desplazamientos, las visitas y las excursiones…. ¡los recuerdos o regalos van aparte!)

Creemos que es posible ahorrar en el avión. Nosotros esperamos a tener el visado para comprar los billetes, pero habíamos visto ofertas por casi la mitad de precio con la misma compañía apenas unas semanas antes.

Los gastos durante el viaje es un tema un poco espinoso… Nosotros  hablamos desde nuestra experiencia y con nuestra filosofía. Ni somos ricos ni nos gusta derrochar, buscamos algo asequible y una buena calidad-precio, pero no vamos a pasar penalidades por ahorrarnos 10 euros y si creemos que la situación lo merece, nos daremos un homenaje gastándonos unos cuantos billetes.

DSCN2067

En nuestro viaje, los rangos de precios fueron los siguientes (siempre para dos personas y un Gizmo):

Comidas (que quede claro que somos de comer bien):

  • Bajo: 150,000 – 400,000 riales (3,5-9,5€)
  • Medio: 400,000 – 800,000 riales (9,5-19€)
  • Alto: 800,000 – 1,500,000 riales (19-36€)

Alojamientos (por noche en habitación doble con baño y desayuno):

  • Bajo: 1,500,000 riales (35€)
  • Medio: 2,000,000 riales (48€)
  • Alto: 3,000,000 riales (72€)

BIBLIOGRAFÍA

Para los Gizmos Viajeros, preparar un viaje no sólo es discutir e informarse antes de decidir el destino y la ruta, y enterarse de los horarios de los autobuses, sino conocer todo lo que se pueda de la historia y la cultura del lugar que se visita. Por eso, intentamos leer, ver películas, oír música o asistir a conferencias del lugar. Como hay quien se sorprende de toda esta búsqueda previa, os dejamos las reseñas y los comentarios de algunos de los libros que hemos leído referidos a Irán.

DSCN1746Literatura iraní:

  • “El Libro de los Reyes” (Shahnameh), de Ferdousí. La epopeya fundacional de la literatura iraní. Escrita en persa en el siglo X, cuando Persia ya se encontraba bajo el dominio árabe, supone un canto patriótico que abarca desde la creación del mundo hasta la victoria de los árabes. Existen fragmentos traducidos que incluyen las aventuras de los héroes más famosos de la epopeya: Sam, Zal y sobretodo Rostam. Se puede leer como un libro de caballerías y compararlo con el “Orlando Furioso” de Ariosto en cuanto a temática.
  • “Rubaiyat”, de Omar Jayam. Existen diferentes traducciones al castellano de esta colección de “cuartetas” del siglo XI. El autor nos presenta su filosofía materialista y pesimista, pero también nos invita a disfrutar del amor y del vino. Sean o no imágenes místicas, y donde digo “vino” y “amada” me refiero a “Dios”, la verdad es que el lirismo de los versos es precioso (¡incluso traducido!) y resulta sorprendente descubrir ese otro Irán de puro hedonismo.
  • “El jardín de las rosas” (Golestan), de Sa’di. La vida de este autor del siglo XIII es novelesca, ya que dedicó más de 20 años a recorrer el mundo, desde la China a Roma. Su obra más conocida es un compendio de cuentos e historias con carácter moralizante. Leer a Sa’di y visitar su tumba en Shiraz vale la pena.
  • “La lechuza ciega”, de Sadeq Hedayat. Publicada en 1937, dicen que es una de las obras fundamentales de la literatura iraní del siglo XX. Más bien creemos que es una ida de la olla absoluta con visos simbolistas-surrealistas. Será que nuestro gusto no es tan fino pero nos pareció una pérdida de tiempo a nivel litarario y que solo sirvió para sorprendernos ante lo que podía producir Irán a principios del siglo pasado.
  • Mi tío Napoleón”, de Iraj Pezeshkzad. Novela satírica publicada en 1973, narra las aventuras iniciáticas de un joven miembro de una familia aristocrática venida a menos en el Teherán de los años 40. Podría no ser tan larga, aunque son divertidísimos algunos de los personajes, así como también la dinámica de clases y la obsesión por los complots extranjeros… que parece ser que pervive en el Irán actual.
  • “Leer Lolita en Teherán”, de Azar Nafisi. Narra las experiencias de una profesora universitaria de literatura inglesa que regresa a Irán tras la caída del Sha. A través de sus vivencias, y las de algunas de sus alumnas, nos logra transmitir la inseguridad y el salvajismo de los inicios de la teocracia islámica.
  • Persepolis, de Marjane Satrapi. La novela gráfica autobiográfica de la autora iraní es una de las maneras más fascinantes de acercarse a la historia reciente del país. Es una maravilla. Por cierto, también hay una muy buena película.

DSCN2678

Literatura de viajes u otros:

  • Viaje al interior de Persia”, de Adolfo Rivadeneyra. Extractos del libro publicado por el vice-cónsul español en Teherán que narra su viaje a través de Irán (1874-1875). Es fascinante la metodología científica de Rivadeneyra para recolectar los datos con intereses comerciales y a la vez su capacidad de aventura.
  • “Viaje a Oxiana”, de Robert Byron. Diario de la aventura de Byron por Persia, Afganistán y el Turquestán entre 1933 y 1934, en el que describe gentes, paisajes y especialmente tesoros arquitectónicos con una pasión contagiosa.
  • DSCN1086“Entre los creyentes”, de VS Naipaul. A raíz del derrocamiento del sha, Naipaul detecta un resurgir global del islamismo, que le lleva a viajar a Irán, Pakistán, Malasia e Indonesia; exploración que le servirá para diagnosticar con lucidez y severidad el fundamentalismo incipiente de estos países.
  • “Negro sobre negro” y “La cueva de Ali Baba”, de A.M. Briongos nos dan una visión cercana del día a día iraní a través de la experiencia directa de esta escritora con un amplio conocimiento del país. “La cueva de Ali Baba” es el más interesante de los dos y el mejor escrito.
  • “Iran. Memorias del paraíso”, de Higinio Polo. Se trata de un libro de viajes algo anodino por el centro de Irán, siguiendo la estela de las referencias occidentales clásicas.

IMG_8822

Novela:

  • DSCN1380“Las mil y una noches” edición de René R. Khawam. Ya sabemos que no es propiamente literatura iraní, pero tal vez este viaje es lo más cerca que estaremos por mucho tiempo de Bagdad, así que cualquier excusa es buena para sumergirse en este decepcionante clásico de la literatura de todos los tiempos. No se si será por la edición totalmente expurgada de cualquier añadido espurio y mágico (¡incluso de Aladino y de Simbad!)  pero la sucesión de cuentos sobre príncipes lánguidos y princesas atontadas se hace insoportable.
  • “Samarcanda”, de Amin Maalouf. El libro recrea la Persia medieval a través de tres grandes personajes: Nizam el-Molk, visir del sultán Malikxah, Hassan Sabbah, fundador de la Secta de los Asesinos, y el poeta Omar Jayam. La segunda parte sigue las vicisitudes del manuscrito de las “rubbaiyat”, en el marco de la lucha de Persia por su independencia de las potencias occidentales. La historia es ambiciosa y el trasfondo, apasionante, pero los personajes son clichés.

DSCN1575