¿Es posible viajar a Perú y no visitar Machu Pichu o Cuzco? Nuestra respuesta: ¡un SÍ rotundo!

Estos días en el norte de Perú han sido de lo más memorable: misteriosas culturas preincaicas, aventuras en medio de paisajes espectaculares, bellísimas ciudades coloniales y (algo que es tremendamente importante para los Gizmos Viajeros) una gastronomía para chuparse los dedos. ¡Además, sin apenas turistas! ¿Hace falta más?

No vaciléis en colocar esta región en el top de vuestra lista de viajes pendientes.

Hemos visitado Asia en numerosas ocasiones en los últimos años (económico, fácil y seguro) y ya toca ponerse al día con América y África. Perú llevaba mucho tiempo en nuestro radar, pero para el recorrido por el sur del Perú que nos gustaría hacer necesitamos, como mínimo, tres semanas. Nuestro viaje también parecía coincidir con la época de lluvias en esa región.

Un par de fotos de Kuélap y Chan Chan nos pican la curiosidad. Así que dirigimos nuestra mirada hacia el norte… y cuanto más nos informamos, más entusiasmados nos sentimos.

En este primer post vamos a explicar la ruta que seguimos; en un segundo comentaremos alojamiento, transporte y agencias turísticas.

RECORRIDO REALIZADO:

Nuestro recorrido, del 29 de noviembre al 12 de diciembre del 2016, fue el siguiente:

DIA VISITAS PERNOCTACIÓN
1 Vuelo internacional BCN – Lima + vuelo doméstico Lima – Chiclayo Chiclayo
2 Reserva ecológica Chaparrí (mañana) y Chiclayo (tarde) Chiclayo
3 Huaca Rajada, Túcume y Museo Tumbas Reales de Sipán Autobús nocturno a Chachapoyas
4 Cataratas Gocta Chachapoyas
5 Pueblo de los Muertos y Karajía Valle de Belén
6 Gran Vilaya El Congón
7 Gran Vilaya María
8 Kuélap Autobús nocturno a Cajamarca
9 Cajamarca Cajamarca
10 Cumbemayo (mañana) y Ventanitas de Otuzco (tarde) Autobús nocturno a Trujillo
11 Chan Chan y Huacas del Arcoiris, Esmeralda y de la Luna Trujillo
12 Trujillo y, en la tarde, vuelo doméstico a Lima Lima
13 Miraflores y San Isidro Vuelo internacional Lima – BCN
14 Llegada a BCN

SOBRE LOS LUGARES VISITADOS:

  1. Chiclayo y alrededores:
  • Chiclayo. No le encontramos grandes atractivos, más allá de su Plaza de Armas (a años luz de las que luego veríamos en Cajamarca o Trujillo, e incluso Chachapoyas) y de su Mercado (éste sí, muy recomendable). Si bien Chiclayo es la ciudad más importante de la zona, si volvíeramos nos plantearíamos instalarnos en Lambayeque o Ferreñafe, cuyas zonas monumentales están declaradas monumentos históricos del Perú (y a las que, por tanto, les suponemos más interés que a Chiclayo), y también porque ambos municipios se encuentran próximos al Santuario Histórico Bosque del Pómac, que visitaríamos en lugar de Chaparrí. Lambayeque cuenta con el Museo Tumbas Reales de Sipán (imprescindible) y el Museo Arqueológico Nacional Brüning, y en Ferreñafe se encuentra el Museo Nacional Sicán.
  • Reserva ecológica Chaparrí. Se trata de un proyecto promovido por la comunidad muchik para proteger tanto el entorno natural de bosque seco como las especies que lo habitan. Sin duda la estrella es el oso de anteojos andino, la única especie autóctona de oso en América del Sur…. Y que, como todos los osos, se sintió super intrigado por Gizmo…

Estamos contentos de haber conocido este proyecto y de, en la pequeña medida de nuestras posibilidades, haberlo apoyado. No obstante, si volviéramos a la zona, renunciaríamos a esta visita para, en su lugar, conocer el Santuario Bosque del Pómac, también un entorno de bosque seco, y que contiene el complejo de pirámides más importante del país, ya que fue capital de la cultura Sicán.

Las razones para prescindir de la visita son: el traslado es tedioso, más de tres horas entre la ida y la vuelta; el tramo final (en el área de amortiguación del Parque) es terrible; el paseo no dura ni dos horas; el paisaje tiene su encanto pero no es espectacular; el proyecto es muy interesante pero lo que se ve en realidad no es demasiado y (los únicos ejemplares de oso que encontramos son aquellos que están en cautividad en la fase final de recuperación antes de la reinserción en el medio natural). Nos dio la impresión que en realidad la especialidad de la reserva es el avistamiento de aves.

Si deseáis acercaros a Chaparrí tal vez podáis pasar una noche en el lodge, desconectar, y conocer el lugar más a fondo.

  • Huaca Rajada, Túcume y Museo Tumbas Reales de Sipán. Los tres sitios son absolutamente recomendables y, en particular, el Museo Tumbas Reales de Sipán (los tesoros que alberga se equiparan a la tumba de Tutankamón) justifica viajar hasta aquí a todo aquel con un mínimo interés por las culturas antiguas y la arqueología. Alojados en Chiclayo, lo más fácil es visitarlos en un tour de un día.
  1. Chachapoyas y alrededores:
  •  En el poco tiempo que pasamos en Chachapoyas apenas salimos del perímetro de la encantadora Plaza de Armas. Aunque la ciudad no cuenta con grandes monumentos, resulta agradable pasear un rato por las callejuelas empedradas de su centro histórico.
  • Cataratas Gocta. Visitamos las cataratas y los sitios que mencionamos a continuación con la agencia Turismo Explorer, con la que contratamos su paquete turístico “Trekking al Gran Vilaya”. Las cataratas son una de las maravillas naturales del norte de Perú y una visión espectacular. Estuvimos dudando entre visitar estas cataratas o las Yumbilla, y allí todo el mundo nos recomendó Gocta. La mayoría de gente va sólo a la primera caída desde la comunidad de San Pablo o a la segunda caída desde Cocachimba. Nosotros elegimos el tour completo: la bajada de la primera caída a la segunda fue más dura de lo que esperábamos, pero muy gratificante.
  • Pueblo de los Muertos y sarcófagos de Karajía. Pueblo de los Muertos fue la sorpresa del trekking, no tanto por la calidad de los restos arqueológicos, que se encuentran muy deteriorados, sino por la espectacularidad del entorno y la cercanía que se puede experimentar en la visita. Los sarcófagos de Karajía, en cambio, pese a su óptimo estado de conservación, se contemplan desde la distancia, lo que, sumado a un entorno menos dramático, hace que la visita valga menos la pena.
  • Gran Vilaya. El precioso valle de Huaylla Belén, los restos del camino del Inca, las ciudades perdidas en el bosque nuboso, Gizmo persiguiendo colibrís… ¡una aventura irrepetible!
  • Kuélap. La joya de los Chachapoyas es esta ciudadela de piedra, un verdadero patrimonio de la humanidad (aunque por el momento no tenga la etiqueta de la UNESCO) y, lo más increíble, ¡poquísima gente! Si se ha pernoctado en Maria y se madruga, es posible hacer la visita por la mañana, volver a comer a Maria y, por la tarde, visitar otro sitio, como Leimebamba, la Jalca o Revash.
  1. Cajamarca y alrededores:
  •  Con medio día bien empleado hay tiempo para visitar los principales lugares de interés de esta bella e histórica ciudad (lugar donde Pizarro apresó y ejecutó al Inca Atahualpa). Los horarios de las Igleasia son irregulares, conviene conocerlos de antemano para planificar la ruta y no perderse joyas como la Iglesia de Belén o la Capilla de la Dolorosa en la Iglesia de San Franscisco.
  • Cumbemayo. No es espectacular pero el paisaje del “bosque de rocas” y los restos del canal pre-incaico hacen que la excursión de una mañana valga la pena.
  • Ventanitas de Otuzco. No volveríamos a esta necrópolis, y mucho menos con un tour. Organizaríamos de manera diferente la estancia en Cajamarca para conocer otros lugares como el Kuntur Wasi y los pueblos de San Pablo y de San Miguel de Pallaques, ambos monumentos históricos del Perú.
  1. Trujillo y alrededores:
  • La otra preciosa ciudad colonial del norte de Perú, complementaria de Cajamarca. Con medio día bien empleado hay tiempo de sobra para visitar los principales lugares de interés. El mismo comentario respecto de los irregulares horarios de los templos.
  • Chan Chan. Las dificultades de conservación amenazan este lugar arqueológico. Solo uno de los nueve palacios está abierto. Indispensable.
  • Huaca de la Luna. Una absoluta sorpresa, no hay que perdérsela.

Una vez de regreso, este es el itinerario que recomendaríamos:

DIA VISITAS PERNOCTACIÓN
1 Vuelo internacional BCN – Lima y vuelo doméstico Lima – Chiclayo Lambayeque
2 Cultura mochica: Huaca Rajada, Museo Tumbas Reales de Sipán y Museo Brüning (Lambayeque) Lambayeque
3 Cultura Sicán: Santuario Bosque del Pómac, Túcume y Museo Nacional Sicán (Ferreñafe) Autobús nocturno a Chachapoyas
4 Cataratas Gocta Chachapoyas
5 Pueblo de los Muertos y Karajía Valle de Belén
6 Gran Vilaya El Congón
7 Gran Vilaya Maria
8 Kuélap (mañana) y Museo de Leimebamba (tarde) Autobús nocturno a Cajamarca desde Leimebamba
9 Cumbemayo (mañana) y Cajamarca (tarde) Cajamarca
10 Kuntur Wasi y pueblos de San Pablo y de San Miguel de Pallaques Autobús nocturno a Trujillo
11 Chan Chan y Huacas del Arcoiris, Esmeralda y de la Luna Trujillo
12 Trujillo y, en la tarde, vuelo doméstico a Lima Lima
13 Lima Vuelo internacional Lima – BCN
14 Llegada a BCN

¡Esperamos que nuestro relato os anime a viajar a una región que vale muchísimo la pena!

_dsc0007